top of page
17857675435022015.jpg

Actualizado: 30 nov 2021


Dibjo de una mesa

Antecedente.

El diseño de la institucionalidad en torno a la discapacidad en México se encuentra en proceso de transitar a uno distinto por el cual se diseñen las intervenciones en torno a la discapacidad. Cuando me refiero a institucionalidad, me refiero a cinco aspectos, cuatro de ellos empleados en el documento Institucionalidad Social en América Latina, publicado por la CEPAL en 2017: el marco normativo, los organismos, los instrumentos de articulación y los recursos dispuestos.


Yo agrego un más: la de información, pues de esta depende la posibilidad de caracterizar los problemas públicos, es decir darles magnitud en distintos aspectos, la dimensión de las brechas de unas personas respecto a otras, la cantidad de personas involucradas, las diferencias de un problema según su ubicación en el mapa, la evolución a lo largo del tiempo y un largo etcétera que para efectos de diseño de intervenciones de gobierno emplea esencialmente datos de censos, encuestas y registros administrativos.


El tránsito va de pasar en un modelo centrado en la asistencia social, al enfoque de derechos humanos. Y con esto no necesariamente refiero que la asistencia social sea negativa o innecesaria, me refiero a esta como la base desde la cual se piensa a las personas con discapacidad primordialmente como sujetos de asistencia.


El enfoque de derechos humanos implica hacer a las personas titulares de derechos, descritos con mayor precisión en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Y una de las formas que tiene el estado para diseñar y valorar sus intervenciones, está en la disponibilidad de información.

Por ello estimo que la institucionalidad en torno a la discapacidad, tienen en la información estadística un elemento fundamental para configurar un diseño verdaderamente centrado desde los derechos humanos.

Dos modelos que coexisten

Hoy introduzco el análisis en torno a la institucionalidad, a partir de identificar hitos y cambios a lo largo del tiempo, los cuales permiten explicar algunos de los rasgos que yo considero característicos de estos modelos. Los hitos que propongo son los que refieren al ámbito normativo y al de la información disponible, pues guardan una particular relación con la definición de un problema público, pues una dimensión —la legal— representa una aspiración del deber ser a partir de un conjunto de valores, y lo segundo —la información disponible— nos da indicios respecto a la distancia entre ese deber ser y la realidad de las personas.


Propongo la siguiente infografía, en imagen y disponible para descarga en formato PDF:

La infografía muestra en linea de tiempo, hitos y periodos del marco jurídico y de la disponibilidad de información, así como rastos de los orgnanismos y mecanismos de articulación.
Hitos, periodos y rasgos relevantes de la institucionalidad y discapacidad en México
Modelos institucional de la discapacidad en Mexico V3.0
.pdf
Download PDF • 272KB

Actualmente ambos modelos coexisten y a mi consideración, la institucionalidad asentada en la federación, entidades federativas y municipios, aún resulta explicada primordialmente, desde la asistencia social, pese a que condiciones como la disponibilidad y calidad de la información han cambiado progresivamente durante la última década.


Como ejemplo de lo anterior coloco aquí datos acerca del alfabetismo en México, para la población en general como para la población con discapacidad, empleo datos de la población de 15 a 24 años, la cual es empleada en el indicador del Catálogo Nacional de Indicadores.

Evolución del promedio de tasas de alfabetización y distribución de tasas en las entidades federativas  en la población total  de 15 a 24 años de la población general y población con discapacidad
Evolución del promedio de tasas de alfabetización y distribución de tasas en las entidades federativas en la población total de 15 a 24 años de la población general y población con discapacidad en México

A partir de este gráfico, lo primero que es evidente, es que no hay información sobre el alfabetismo en la población con discapacidad disponible, que resulte razonablemente comparable sino hasta el año 2010. En el gráfico se muestran las distribuciones de los promedios de alfabetismo en las entidades federativas del país, con datos del catálogo nacional de indicadores para las décadas del 1990 al 2020, y para las décadas anteriores obtenidos de los tabulados de los censos correspondientes.


Puede observarse que los promedios de alfabetismo responden a realidades muy deferentes entre la población en general y la población con discapacidad, si bien se advierte un importante avance, el promedio actual para la población con discapacidad se encuentra en un valor equivalente al México de la década de 1960 a 1970.


El núcleo de lo que sostiene las ideas centrales de estos modelos, la información disponible y el fortalecimiento del marco normativo, no corresponden ya al núcleo de la asistencia social, representan elementos de un nuevo modelo. Como analogía, puedo tener una mesa que me está resultando inadecuada para alguna actividad, puede que ya resulte inclusive incomodo trabajar en ella, pero mientras no tenga una nueva mesa, toleraré esas incomodidades. Tendré entonces la alternativa de dirigir mis esfuerzos a prolongar lo más que pueda la vida de esa mesa, o en buscar los medios para hacerme de la adecuada.


Algunas conclusiones


Pienso que la evolución hacia una institucionalidad más efectiva en torno a la discapacidad em México, aún está por venir, si bien existe avances y exploraciones en distintas entidades del país, aún no se observan resultados contundentes que hagan visibles el peso de un modelo u otro, por ejemplo sabemos, al menos para el periodo de 2010 al 2018 que no hay una relación visible entre los estados que contaron o no con una institución en favor de la discapcidad, durante el periodo o la mayor parte de este. El tablero Discapacidad, pobreza y desarrollo económico 2010-2018, nos permite observar al respecto.


Particularmente es deseable una mayor intervención de las secretarías de gobierno, para vigilar con mayor rigor el respeto a los derechos humanos en el quehacer de las múltiples autoridades gubernamentales en el poder ejecutivo en la federación y entidades del país.


En los municipios, un primer paso puede estar en el abordaje en comisiones de ayuntamiento, del enfoque de derechos humanos, desde el cual se engloben distintos ámbitos amparados por la constitución y los tratados internacionales, de rasgos de la población con mayor susceptibilidad a los obstáculos para la participación en la sociedad, niños, niñas y adolescentes, diferencias entre mujeres y hombres, personas mayores y por su puesto la discapacidad. Este abordaje, acompañado de una figura operativa cuyo papel esté enfocado, primordialmente en la coordinación de esfuerzos para incorporar el enfoque de derechos humanos en el quehacer institucional.


  • Un ejemplo de las acciones a emprender estaría en la incorporación de los Lineamientos para Captar Registrar y Presentar información sobre discapacidad, en todos los registros de intervenciones persona a persona, de administración municipal.

  • Otro caso, la revisión de los contenidos en los reglamentos sustantivos y administrativos, deseablemente hasta llegar a los reglamentos interiores para tener una precisión de las atribuciones y las unidades administrativas concretas que enfocan esfuerzos en favor de la población con discapacidad. el tablero Reglamentación Municipal elaborado a partir del Censo de Gobiernos Municipales y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México 2019, nos da cuenta del reto que implica.

Hoy sabemos que solo el 31.7 % de la población en México vive en un municipio donde se cuenta con reglamentación en torno a la discapacidad, como dato cuantitativo ya es preocupante, falta aún saber más acerca de los aspectos cualitativos

Gráfica que muestra estado por estado el porcentaje, se destaca el promedio nacional del 31.7%
Relación porcentual entre la población por entidad federativa en México y la población por entidad que habita en un municipio con reglamentación sustantiva acerca de discapacidad

En materia de información, se avecina un cambio de relevancia histórica para la discapacidad en México, la homologación de criterios para registros administrativos, incluida la acreditación de la condición de discapacidad, permitirá, conforme estos criterios sean progresivamente implementados, tener una noción más precisa de las intervenciones del gobierno en torno a la discapacidad, con ello complementar lo que hoy sabemos a partir de censos y encuestas, significará —en función de la voluntad política para destinar esfuerzos de los gobiernos de todos los niveles para su eficaz incorporación—, la posibilidad de comenzar a tener una mejor capacidad para saber si lo que se hace, es suficiente, si se prevé alcanzar metas concretas, si el rumbo es el deseado, entre muchas cosas más.


La Agenda Regional de Desarrollo Inclusivo (CEPAL), es un referente de suma importancia para identificar las estrategias y acciones para el abordaje de este tránsito.


En materia de salud, una de las intervenciones de mayor relevancia, será la incorporación de la rehabilitación en los sistemas salud en la atención médica, la Guía de Acción dispuesta por la OMS en la materia, es sin lugar a dudas, un instrumento gran valor para contribuir a esta transición


Este es apenas un primer apunte para abordar un tema de muchas aristas, es menester seguir reflexionando en torno a las rutas para transitar de manera más decidida hacia una institucionalidad social en torno a la discapacidad, con un enfoque desde los derechos humanos.

"Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes"

frase habitualmente atribuida a Albert Einstein


458 visualizaciones0 comentarios

Artículo en colaboración

Dra. Fabiola Colmenero Fonseca

Dra. Mariana Flores García

Dr. Alejandro Guzmán Ramirez

Mtro. Carlos Daigoro Fonce Segura

Poster científico, disponible en versión PDF para su descarga

EXCO 2021 MOVILIDAD LEON
.pdf
Download PDF • 528KB

El artículo en extenso disponible en:

63 visualizaciones0 comentarios

Actualizado: 1 jul 2021


Un breve análisis


El 25 de junio se publica en méxico el Programa Nacional de Trabajo y Empleo para Personas con Discapacidad PNTEPD 2021-2024, la segunda ocasión en la cual se cuenta con el programa que la Ley General de Inclusión para Personas con discapacidad, atribuye elaborar e instrumentar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, STPS.


En la anterior administración federal el programa fue publicado para el periodo 2014-2018 , y le significó inicialmente al gobierno mexicano, un señalamiento positivo en las Observaciones finales sobre el informe inicial de México sobre la implementación de la CDPD, en septiembre del 2014 aunque los resultados acerca de la participación económica de las personas con discapacidad posteriormente reflejados en las encuestas de dinámica demográfica 2014 y 2018 (Cuadro 1.) o, respecto al mismo sector de población, los informes sobre pobreza 2010-2018 del CONEVAL.

Cuadro 1, Tasa de participación económica de población de 15 años y más según condición de  discapacidad en México, 2014  y 2018. Disponible en formato pdf para descargar

Los resultados en el Censo de Población y Vivienda 2020, muestran una situación nada distante de los datos previamente mostrados (Cuadro 2.), sin dejar de considerar que el momento censal se ubicó en marzo, es decir aún no se transitaba por la actual pandemia, con el conocido impacto en el incremento de personas en situación de pobreza, la cual guarda una correlación estrecha con la discapacidad.

Cuadro 2,  Tasa de participación económica de población de 12 años y más según condición de  discapacidad en México, 2020. Disponible en formato pdf para descargar

El siguiente vínculo permite descargar ambos cuadros en formato PDF:

Cuadro 1 y 2
.pdf
Download PDF • 76KB


Mis observaciones


Con un panorama de una persistente exclusión de las personas en la participación económica, redacto a continuación algunas observaciones que considero preocupantes en un programa que tiene la pretensión de abordar la problemática actual y sentar los precedentes en la materia, para los próximos sexenios.


a. Consulta ante personas con discapacidad y sus organizaciones.

La CDPD, establece en el artículo 4 la obligación de los estados parte a realizar consultas estrechas y colaboración activa para la adopción de decisiones sobre cuestiones relacionadas con las personas con discapacidad, el PNTEPD 2021-2024, ni su decreto de aprobación no refiere nada al respecto.


b. Aprovechamiento de la información del Censo de Población y vivienda 2020.

La forma de incluir la identificación sobre discapacidad en el CPV2020 conllevó el esfuerzo y activa participación de las Organizaciones de la sociedad civil y escucha activa por parte del INEGI, el resultado: contamos con información con un nivel de desagregación sin precedentes que a esta fecha debemos sumar valor por lo reciente de su elaboración.


Con ese antecedente es decepcionante que la riqueza de la información disponible no sea tomada en consideración para el diseño de instrumentos de política pública nacional en el ámbito de la discapacidad.


c. Inclusión de las personas con discapacidad en el sector público.

El citado informe de naciones unidas de 2014 observó la “ausencia de mecanismos para hacer cumplir la cuota laboral del 3% en el sector público”, aspecto señalado por la Ley General de Inclusión para incluir en la elaboración del programa, y compromiso establecido en el artículo 27 de la CDPD. Podemos establecer, con fundamento constitucional en el articulo 1, que el estado esta obligado a la contratación, en tanto que el sector privado, al menos por ahora solo esta incentivado, a través de la apelación a la responsabilidad social, el reconocimiento de acciones y algunos estímulos como descuentos al impuesto sobre la renta, o sobre la nómina en algunas entidades del país.


Otro concepto para incluir en el programa según el mismo artículo 27, como concepto, y en conjunto con el empleo con apoyo, constituyen parte de las necesarias intervenciones para facilitar la participación económica de personas con discapacidad cuyos desempeños se aleja de los estándares que imperan en una economía predominantemente competitiva y que deja a estas personas, en desventaja inclusive respecto a otras personas con discapacidad.


e. Instancias participantes.

El programa es de observancia obligatoria para las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, en el apartado de instancias participantes se observa la usencia de la mención específica del CONADIS; de igual forma ausente el Sistema Nacional DIF, particularmente por el hecho que muchas de las agencias laborales para la integración de personas con discapacidad y adultos mayores que operan en concordancia con la estrategia Abriendo Espacios, protagónica en el diseño del PNTEPD 2021-2024 son operadas por sistemas estatales o municipales DIF. Pero quizá la mayor ausencia, en la búsqueda de una acción de mayor trascendencia, está en la Secretaría de Economía, y posiblemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para la búsqueda y establecimiento de acciones puntuales e diseño de incentivos para la inclusión.


Construir un sistema laboral donde tengan cabida las personas con discapacidad, sin lugar a duda exige un esfuerzo mayúsculo que implica el destino de recursos, que tiene con toda seguridad, un costo menor al costo social de la exclusión social a la que millones de personas con discapacidad están sujetas.


f. Solo mecanismos y estrategias ya instrumentadas.

Como ejemplo, se plantea fortalecer la vinculación laboral para personas con discapacidad a través de la estrategia Abriendo Espacios. Esta estrategia, sitúa su inicio entre los años 2000 y 2002 en el seno del Servicio Nacional de Empleo, en esa época, se carecía de información acerca de la participación económica de las personas con discapacidad, por lo cual el diseño de la estrategia respondía a una lógica predominantemente casuística, en términos rústicos, se hacia lo que se podía y con lo que se tenía, sin saber si era mucho o poco.


Como ejemplo consulté hoy, 28 de junio, el portal Abriendo Espacios y encuentro que anuncia 905 plazas disponibles en el portal, para personas con discapacidad y personas mayores, si consideramos la tasa de participación económica y los datos del CPV 2020, podemos estimar que aproximadamente 3.5 millones de personas con discapacidad, mayores de 15 años están fuera de esa participación, la mayor parte de ellas mujeres.


Imagen de la página del portal abriendo espacios, se anuncian 905 plazas disponibles, 28 de junio 2021

En México, aún conservamos una amplia presencia de un diseño institucional, elaborado y puesto en marcha antes de la década del 2000, cuando se carecía de información estadística y un enfoque de derechos humanos, constitucionalmente establecido. Si aspiramos a un cambio, si esperamos resultados distintos, necesitamos acciones diferentes.


g. Accesibilidad.

Un tema prácticamente ausente en las acciones a abordar, pese a ser la principal problemática observada por las personas con discapacidad, según la Encuesta Nacional de Discriminación ENADIS 2017. Conocidos también los pendientes para incorporar criterios específicos con enfoque de diseño universal en normas de competencia de la autoridad, como la NOM-001-STPS-2008 Edificios, locales, Instalaciones y áreas en los centros de trabajo, observado en el informe especial sobre el derecho a la Accesibilidad de la CNDH en 2019, así como en la recomendación de modificación de la misma norma, por la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana A.C. FCARM, en el 2020.

Otro caso, la necesidad de actualizar el criterio de aplicación de estímulo fiscal que plantea el artículo 34 de la Ley de Impuestos sobre la Renta, sobre la deducibilidad de las adaptaciones que se realicen a instalaciones orientadas a facilitar el acceso y uso de las personas con discapacidad.


En el mismo ámbito de la accesibilidad, la necesidad de precisar, en el contexto del derecho laboral, el concepto de ajuste razonable, no solo por ser un pendiente de las observaciones del Comité especial de Naciones Unidas del 2014, sino por ser este un aspecto clave a considerar como obligación patronal y derecho del trabajador para lograr un entorno laboral seguro y adecuado para algunas personas con discapacidad.


h. Diseño del programa y sus indicadores.

En la estructura resultante del programa, no se observa el uso de la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, CIF, la cual, según el artículo 10 de la Ley General de Inclusión, debe ser empleada para el diseño de políticas públicas, ¿y por qué es importante? De manera sucinta, en la CIF se establece de manera “técnica” el modelo social de la discapacidad, se precisan las dimensiones para valorar, o en el caso del diseño de políticas, intervenir para coadyuvar a la participación plena y efectiva de las personas con discapacidad.


i. Metas e indicadores.

Amén de realizar un análisis más exhaustivo acerca de los dos objetivos prioritarios, seis metas y sus indicadores, me referiré a estos últimos en dos aspectos particulares. Considero importante observarlo pues los indicadores representan la forma de medir las metas que se proponen en un programa u acción gubernamental.


Pese a mencionarse en las acciones puntuales la promoción para el involucramiento de las personas con discapacidad en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, no hay indicadores para medir esa intervención. Hay metas que plantean cambios más allá de lo magro, como la del pasar del 0.02% al 0.08% del 2021 al 2024 del porcentaje de centros de trabajo del SIEM, asesorados en temas de inclusión laboral y no discriminación para personas con discapacidad, a este ritmo me pregunto ¿Cuántos cientos de años tendrán que pasar para llegar al 100%?



Lograr la plena y efectiva participación de las personas con discapacidad en la sociedad, implica sin lugar a duda discutir, pero sobre todo actuar en ámbitos prioritarios como el trabajo y el empleo, sin descontar cómo este tiene interacción con otros sistemas como la salud, la educación, el acceso a la cultura, y una lista que al menos debe incluir los derechos enunciados en nuestra Carta Magna y la CDPD. Toca exigir intervenciones que planteen un cambio verdadero, a través de una ruta retadora pero alcanzable, por la cual tengamos la certeza que cada semilla plantada será sombra para alguien cuando la promesa de ser árbol esté lograda.

Todo lo que se haga en materia de inclusión y discapacidad es importante, máxime si se trata de trabajo y empleo, un aspecto calve para tener acceso a oportunidades de desarrollo y ejercicio de libertades sustantivas, es importante el hecho mismo de poner en la mesa de discusión el tema, sin embargo, el diseño del PNTEPD 2021-2024 no permite suponer cambios que habrá estructurales en la forma en la cual se promueve la participación económica de las personas con discapacidad en México.


El programa en síntesis:

Programa Nacional de Trabajo y Empleo para Personas con Discapacidad 2021-2024

Objetivos prioritarios con sus indicadores y metas


1. Fortalecer la Inclusión laboral de las personas con discapacidad

1.1 Porcentaje de personas con discapacidad que declaró falta de oportunidades para encontrar empleo.

META: Pasar del 30% al 28%

1.2 Porcentaje de centros de trabajo reconocidos con el Distintivo de Responsabilidad Laboral que emplean a personas con discapacidad

META: pasar del 2% al 8%

1.3 Porcentaje de centros de trabajo asesorados en temas de inclusión laboral y no discriminación para personas con discapacidad.

META: pasar del 0.02% al 0.08%


2. Impulsar acciones que favorezcan la empleabilidad en condiciones de trabajo digno de las personas con discapacidad

2.1 Porcentaje de personas con discapacidad ocupadas en un empleo o actividad productiva.

META: Alcanzar un 20%

2.1 Porcentaje de personas atendidas por la Red Nacional de Vinculación Laboral que tienen alguna discapacidad.

META: pasar del 20% al 21.5%

2.2 Porcentaje de personas con discapacidad que buscan empleo, colocadas a través de la estrategia Abriendo Espacios.

META: pasar del 20% al 23.5%

Referencias


563 visualizaciones0 comentarios
Blog: Blog2
bottom of page